sábado, 8 de marzo de 2014

Reseña cinematográfica: 12 años de esclavitud

Hoy os traigo mis impresiones de esta película de Steve McQueen, merecedora del Óscar a la Mejor Película 2013. 

 

La película está basada en la biografía de Solomon Northup -es, pues, una autobiografía-, escrita en su novela homóloga. Este señor fue un negro americano  libre que fue secuestrado y vendido como esclavo, y que trabajó en plantaciones de Lousiana durante 12 años hasta su liberación.


Podríamos describir la película como un drama, y con mayúsculas y negrita y subrayado, pues las penurias y atrocidades que le suceden a Solomon son horribles. Y la película no hace más que plasmar toda esa violencia crudamente y sin ningún tipo de filtro, con lo que no es una película apta para los más sensibles. En mi opinión, y a pesar de que puedo lograr entender por qué el director ha decidido rodar un film tan violento -enfatizando así las dificultades que envolvían a la raza negra de la época-, creo que no es necesario. Sin ir más lejos, la película Criadas y Señoras logra transmitir el mismo mensaje respecto a la desigualdad social sin usar nada tan morboso. Y, para mi gusto, es mucho mejor.


No digo que la película sea mala, aunque sí que es verdad que el hecho de que se conozca el final no ayuda a que la historia sea impredecible, algo que encuentro muy importante en una trama. Pero dejando eso aparte, la historia es muy dramática -como ya he dicho antes, tanto, que parece que lo único importante para plasmar los problemas de la época sea la violencia sin medida- y con algunos fallos, pues creo que no logra explicar por qué la raza negra no se quejaba. Según lo pintan en 12 años de esclavitud, parece que el protagonista ni siquiera intente salir del atolladero. En Criadas y Señoras me parece que se cuenta todo esto mucho mejor.


Los personajes, por su parte, tampoco están mal. Sus vidas son tan tristes que se te escapa más de una lágrima, y aún más al saber que está basada en hechos reales. La actriz que interpreta a Padsey, Lupita Nyong'o, ha ganado también un Óscar por su interpretación. A ver, no lo hace mal, pero de allí a decir que es tan buena como para ganar un premio así, pues no estoy de acuerdo. 
El reparto, obviamente, incluye muchos actores y actrices negros, y algún que otro blanco. Entre todos ellos encontramos a Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Brad Pitt, Benedict Cumberbatch, Sara Paulson, Paul Dano, Michael Williams, Alfre Woodward y Quvenzhané Wallis. 

Lupita Nyong'o, Óscar a la Mejor Actriz Secundaria por su papel como Padsey

En resumen, no es una mala película para entender la desigualdad social de la época, ilustrada de una forma muy directa y sin miedo al extremo, pero hay otras que hablan del mismo tema y que son mucho mejores.
Así que, ¿merecedora del Óscar del año? Yo creo que no. Entiendo que haya gente a la que le guste, y mucho, pero estoy segurísima que hay muchas películas de este año que son mejores que esta, aunque probablemente han tenido menos repercusión mediática. Pero ya se sabe que así son los Óscars siempre. Con lo que nos preguntamos: ¿quién gana un premio así, el que lo hace mejor o el que sale en una película con más presupuesto?
Bueno, lo dejo ya, que este tema da para mucho y si continúo quejándome y cuestionando los premios así no terminaré ni mañana.

Os dejo aquí el trailer:


¡Hasta la próxima, biblioviajeros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar ^^!
- Eres libre de decir lo que quieras, siempre y cuando seas respetuoso
- No se aceptan comentarios íntegramente de "spam"
Dicho esto, nos leemos <3